Confidencialidad

Confidencialidad

En términos generales, nunca divulgamos información sobre nuestros clientes salvo que nos autoricen explícitamente por escrito.

Los servicios que prestamos son entrenamiento en mentalidad de alto rendimiento no son ni deben considerarse servicios de diagnóstico o tratamientos de enfermedades mentales, y que ni es ni debe ser usado como sustitutivo de psicoterapia, psicoanálisis, tratamiento de salud mental, adicciones, ni asesoramiento legal, médico, financiero, comercial o espiritual.

Pero aún así, somos respetuosos y muy respetuosos con la confidencialidad, y cumplimos con la legalidad vigente en España sobre proteccion de datos, privacidad, y nos adherimos voluntariamente al código ético de ICF

Incluso en el improbable caso de que usted quisiera que hablaramos con su maestro, entrenador, u otro profesional, le pediríamos que nos autorice por escrito a intercambiar información con esta persona.

A veces podemos tomar notas durante el trabajo con un cliente con el fin de ayudar en nuestro desempeño, y en ningún caso son informaciones privadas del cliente, sino notas sobre nuestros procedimientos de trabajo, el registro de avance de cada programa o sesión y sus resultados. Aún así, esas notas son guardadas en un lugar seguro, y en ningún caso las notas tienen ninguna información que podría llevar a la identificación del cliente de ningún modo.
 
No revelaremos si usted es un cliente en el caso de que se nos preguntara.
 
En el caso de que nos encontremos con un cliente en formato presencial o en videoconferencia con otras personas, no revelaremos en ningún caso que es cliente nuestro, e incluso le saludaremos como si fuese la primera vez que nos vemos, salvo que usted nos indique lo contrario.

Los testimonios que aparecen en nuestra web o en nuestras publicaciones que incluyen los nombres y las fotos de clientes han sido autorizados por escrito explícitamente. Las opiniones que aparecen en nuestra web o publicaciones son textos aprobados por nuestros clientes, o la expresión literal de sus comentarios, que en ningún caso permiten la identificación de nuestros clientes. En muchos de estos casos, los nombres o las iniciales son cambiados para impedir totalmente la posible identificación.

Como regla general tampoco seguimos a nuestros clientes en redes sociales, y nuestros clientes son libres de no seguirnos en las redes.